NUESTRA VISIÓN

about-the-foundation

Socio Director de la Fundación Caritativa MJF, Merrill J Fernando concibió en la década de 1950 la idea de un negocio que ayudara a restaurar la fortuna de la alicaída industria del té de su país, y su millón o más dependientes directos, y que se compartieran los beneficios de esa industria con la comunidad. Siendo un hombre joven de 20 años de edad, y pareciendo lo que sus compañeros considera ingenuo e idealista, Merrill cree que ninguna empresa será posible sin el esfuerzo combinado y la participación y compromiso de los trabajadores, el personal, los clientes y los consumidores. En el caso del negocio del té, esa lista incluye además el medio ambiente.

Decidió, por tanto, que su negocio también debería beneficiar a los demás participantes. Es evidente que su visión y pasión fueron los principales impulsores de su logro, pero entendió que la visión y la pasión por sí sola produciría poco sin el esfuerzo y la participación de tantas otras personas. Así determinó que su negocio debía ser una cuestión de servicio humanitario.

Tomó Merrill poco menos de 40 años para llevar el té de la familia Dilmah a los consumidores. El concepto de un joven de clase media de Sri Lanka, buscando establecer una empresa productora de té ético era, en eses momento, un tanto controversial. Entonces, como ahora, las grandes empresas transnacionales controlaban la industria del té. Durante las cuatro décadas que luchó para lograr su sueño, él siguió cumpliendo el compromiso de cuidar a sus trabajadores, como es natural para cualquier empresa familiar.

Así Té Dilmah convirtió en una compañía pequeña, pero con alcance global. De esta manera la escala de negocios requirió la creación de la Fundación de Caridad MJF. Esto marcó una evolución en la filosofía de Merrill, de compartir con su pequeño grupo de trabajadores inicialmente, luego con un grupo más amplio de personas y, finalmente, a nivel nacional. Más de medio siglo después de ese sueño imposible, este se ha convertido en realidad.

La Fundación de Caridad MJF representa un modelo económico alternativo, y mucho más que una obra de caridad, ya que representa una manera verdaderamente sostenible y justa de hacer negocios. Este ‘camino’ reconoce que la justicia social y el medio ambiente son elementos integrales en cualquier proceso de negocio, no solo como parte de una estrategia de marketing de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), sino como una característica fundamental de los objetivos del negocio.

La compañía de té Dilmah es rentable, porque esa es la razón de existir de cualquier negocio y una responsabilidad fundamental de toda empresa con su personal y sus trabajadores. Y al mismo tiempo, Dilmah mantiene una clara comprensión del papel de la comunidad en general, el medio ambiente, los trabajadores y el personal para hacer posible su negocio. Reconociendo esta realidad, los fondos y activos personales del Fundador, Merrill J Fernando y su familia, así como una parte significativa de los ingresos de la compañía de té Dilmah, financian el trabajo de la Fundación de Caridad MJF. Conforme se desarrollan las empresas, también lo hace el trabajo de la Fundación.

En 2013, la Fundación ha beneficiado directa o indirectamente las vidas de 100.000 desfavorecidos de Sri Lanka. Ese beneficio se extenderá tanto como lo haga el negocio de Té Dilmah.

Jorge Hirmas 2560, Renca, Santiago de Chile

+562 24834400

dilmah@dilmahlatam.com